Cofradías de negros, mulatos y moriscos en España (Siglos XVI y XVII)

Durante los siglos XVI y XVII, la población esclavizada de España incluía no sólo una numerosa cantidad de negroafricanos y berberiscos, sino también, indígenas americanos y moriscos (musulmanes convertidos). En este estudio se analizan las circunstancias históricas, económicas y sociales que dieron pie al incremento de la esclavitud en España y sus características. Ante el aumento de esclavos y mendigos durante la época barroca, la Corona española optó por la fundación de hospitales de beneficiencia, en torno a los cuales surgieron cofradías o hermandades auspiciadas por diversas órdenes eclesiásticas. Las cofradías étncas se convirtieron en eficientes organizaciones corporativas que facilitaron la asimilación de los sectores más marginados. En ellas, los esclavos, principalmente de origen negroafricano, hallaron no sólo paliativo para sus problemas elementales de salud y servicios funerarios, sino que fueron también organismos de ayuda mutua y eventual recreación donde pudieron disfrutar de sus danzas y música durante las procesiones religiosas y celebraciones festivas (Fra Molinero 1995). En el caso de los moriscos, las cofradías sirvieron también como organizaciones de resistencia criptomusulmana (Galmés de Fuentes 1998). Surgen así, desde mediados del siglo XVI, cofradías de negros en Sevilla, Granada, Cádiz y Córdoba (Moreno 1997; Torres 1973; García Arenal 2002), cofradías de moriscos en Granada, Sevilla y Badajoz (Jorquera 1934; Miracaballos 2014; Díaz 2005; Pedraza 1997) y de negros y mulatos en toda la parte meridional de la Península en el siglo XVII (Ortega 1957; Martín Casares 2000; Camacho 2001).

Track: 

  • Spanish Peninsular Studies