Teatro documental: un cuerpo dramático al servicio del cuerpo ausente

A inicios del siglo XXI, Carol Martin identifica un perfil del teatro documental estadounidense que establece una fuerte interacción entre el actor y el espectador.  Martin reconoce un posible conflicto entre la realidad y la ficción, pero observa más una fusión entre ambas.  Asimismo, Paola Hernández lo define fuera de una panorámica política para argumentar que los dramaturgos argentinos lo trabajan bajo “una zona de tensión” creada por la confrontación entre “la ficción (teatro) con el documento (realidad).”

Desde otra perspectiva, como resultado de mi conversación con el padre de uno de los estudiantes asesinados en La masacre de Cantuta, observo una interdependencia entre la realidad y la ficción.  Después de ver una obra del grupo Yuyachkani en Perú, el padre no intenta contar la historia de la muerte de su hijo ya que para él, la obra ya lo ha hecho.  A partir de esto, realizo un estudio en el proceso artístico de Yuyachkani, Teatroxlaidentidad y Mapa Teatro que se concentra en la experimentación dramática de la memoria bajo el marco de las recientes tendencias del teatro documental.  A través de teorías interdisciplinarias de psicología y estudios culturales sobre la transmisión de afecto, espacios de intimidad y la comunicación de emociones en forma colectiva, argumento que el teatro documental interconecta la diseminación de los relatos, de las subjetividades de víctimas y testigos de actos de desaparición masiva (el archivo/documento) con el teatro (lo ficticio) para reflectar desde el cuerpo dramático en escena el cuerpo ausente de quienes desaparecieron.  

 

Track: 

  • Spanish American Studies